Ella parece toda una joven normal, pero todo cambia cuando miras su cuerpo completo

La sociedad actual se enorgullece en ser una de las más abiertas de toda la historia donde sin imperar tu religión, orientación sexual y color de piel tendrás siempre el apoyo de gran parte de la población en tu lucha por tus derechos.

 

Pero a pesar de que los jóvenes de la actualidad tienen una mente más abierta que la que las personas mayores poseen aún pareciera que ciertos temas generan controversia sin importar la época, y lamentablemente uno de ellos es el aspecto físico de las mujeres que es considerado atractivo o no. 

 

Millones de campañas a nivel mundial se han creado para apoyar a aquellas chicas y mujeres que no tienen el cuerpo “atractivo” que los medios de comunicación intentan vendernos: La típica chica flaca con un abdomen marcado, piernas que no se tocan entre sí y sin un poco de grasa en su cuerpo. Pero la verdad es que menos del 10% de la población mundial cumple con estos “estándares de belleza”.

 

Pareciera ilógico que aún en pleno siglo XXI las mujeres tengan que pelar por sus derechos como humanos que también viven en este planeta, especialmente luchar sobre la forma como pueden lucir según su propio criterio y no para lo que la sociedad y los hombres consideren atractivo.

 

Es por eso que una chica de Atlanta ha puesto todo su esfuerzo en crear consciencia en las personas sobre la verdadera belleza interna de las personas, sin ver su físico ni la talla de ropa que utilizan.

 

La chica es una de las más hermosas del mundo pero muchos concuerdan en que nada más de la cintura para arriba. ¿La razón? Ella sufre de una enfermedad llamada Linfedema, una afección de los conductos linfáticos de nuestro cuerpo encargados de drenar el exceso de  líquido de nuestros miembros por ejemplo, que cuando se obstruyen producen una acumulación de líquido enorme deformando la extremidad en la que se haya producido.

 

En el caso de la chica su obstrucción es a nivel de la cadera por lo que ambas piernas son 5 veces el tamaño de las de una chica normal de su edad y contextura. No es grasa, no son kilos de más ni falta de ejercicio, sino el Linfedema el que le ha dado esta apariencia que muchos consideran grotesca.

 

Pero ella está convencida de que su cuerpo es hermoso y así lo exhibe en la internet, dándole apoyo a otras personas con su condición y recordándole a todos que la belleza es relativa y vale más un alma hermosa que un cuerpo de Barbie.

 

Loading...
Loading...
Close