Su madre le dio este extraño regalo por Navidad. Mientras todos se reían, ella no sabía si reír o llorar

Cuando llega Navidad todos estamos listos para ver como la base de nuestro árbol se va llenando de obsequios y regalos que cada miembro de la familia eligió para sus seres más queridos, pensando en sus gustos y en la lista de deseos que con antelación habían realizado.

 

La magia de ver como muchos de nuestros sueños más grandes están escondidos tras el papel de muñecos o la caja guardada bajo el árbol es única y así ya no seamos niños la emoción de abrir los presentes la noche de Navidad es la misma que la de un chiquillo de 6 años.

 

Eso era lo que Shelby Donovan, una chica de 18 años de Nueva Orleans, Estados Unidos, sentía la mañana de Navidad cuando junto a su familia se encontraba en la sala de la casa adivinando lo que sería su regalo estas fiestas.

 

Como buena adolescente agitaba el regalo que su madre, con mucho cariño y esmero, le había comprado especialmente para ella. Pero cuando se dedicó a romper el papel de regalo y a sacar su nuevo objeto no pudo evitar quedar con los ojos abiertos como platos por lo que tenía en las manos. ¡Como se le ocurre a su madre comprarle eso! 

 

Todos los familiares que se encontraban en la sala no podían parar de reír pues ellos también estaban viendo lo que Donovan sujetaba en sus manos. Y es que los 30 familiares que estaban allí todos reían a carcajadas y algunos, los más viejos, se sonrojaban con vergüenza.

 

¡El objeto que Shelby tenía en manos tenía el mismo aspecto que el de un juguete sexual! ¿Acaso su madre le había regalado uno en Navidad? ¡Y se lo había dejado abrir frente a todos sus familiares!

 

Shelby no hallaba donde meter la cabeza de la vergüenza pero notaba que su madre no lucía tan atormentada como ella ante lo que le había regalado. En eso la mujer comentó en tono alegre “¿Qué? ¿De verdad pensabas que te iba a regalar un juguete sexual por Navidad? ¡Eso que tienes ahí es un sujetador de tazas!” 

 

El alivio que Shelby sintió era indescriptible y ahora podía reír ella también con sus familiares por lo similar que el nuevo sujeta tazas lucía a un juguete sexual.

 

¡Una madre que tiene un buen sentido del humor! Si te divirtió la historia no olvides compartirla en tus redes sociales y comentarla con tus amigos, quizás así tengan nuevas ideas de regalos para las fiestas del próximo año.

 

Loading...
Loading...
Close